Las endorfinas son neurotransmisores que se originan en el cerebro y la médula espinal. Son péptidos, es decir, proteínas formadas por una cadena de aminoácidos. O para que nos entendamos, las llamadas hormonas de la felicidad.

Las endorfinas tienen muchos beneficios potenciales para la salud. Se liberan normalmente en respuesta al dolor, el estrés o el placer, precisamente porque pueden ayudar a aliviar el dolor, mejorar el estado de ánimo y reducir los niveles de estrés.

Estas hormonas desempeñan un papel importante en el funcionamiento del sistema inmunitario. Cuando se experimenta estrés, el cuerpo libera cortisol, que puede tener efectos negativos en la salud si su liberación se produce de manera desproporcionada. En este caso, las endorfinas ayudan a contrarrestar los efectos del cortisol reduciendo los niveles de estrés. Además, pueden ayudar a reducir las sensaciones de dolor bloqueando las señales que le llegan al cerebro. Al promover una sensación de bienestar, las endorfinas también pueden ayudar a mejorar tu calidad de vida en general.

Genera endorfinas haciendo deporte

Como hemos visto, estas hormonas son los neurotransmisores responsables de generar una sensación de bienestar en el cuerpo humano. Y lo mejor de todo es que pueden generarse mediante la actividad física. De hecho, lo más importante es que disfrutes realizando dicha actividad. Lo que hagas en sí puede variar desde correr, nadar, jugar a baloncesto, bailar, o hacer senderismo. Todas las actividades contribuyen a aumentar los niveles de endorfinas.

Acabo de mencionar que es importante que disfrutes realizando la actividad que elijas, y no ha sido casualidad. Tu predisposición a la hora de hacer deporte también influye en la cantidad de endorfinas que generas. Por ejemplo, si te has propuesto entrenar y lo haces de mala gana porque no te apetece, el impacto positivo de las endorfinas será menor que si te lo tomas con ganas. Al final es algo que eliges tú.

Por último, hay que mencionar que no solo la actividad física produce endorfinas, sino que el contacto social y el humor también son claves. Disfrutar de buena compañía, tanto cuando hagas actividad física como cuando no, y tomarte la vida con humor ayudarán mucho a mejorar tu calidad de vida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡Haz clic para valorar este contenido!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *