beneficios deporte para la piel

Este es un artículo de invitado de David y María, de TopBellezaPersonal.

David y María son expertos en cuidado de la piel y belleza personal. A través de su proyecto puedes encontrar consejo, asesoramiento y comparativas para tu cuidado personal.

 

Es ampliamente conocido por todos que el deporte tiene incalculables beneficios para la salud, nos ayuda a estar en forma, etc, pero ¿sabes que también es beneficioso para la piel? ¡A continuación te lo contamos todo!

¿Por qué es bueno cuidar la piel?

La piel, igual que el resto de órganos del cuerpo, tiene unas funciones determinadas para ayudar a que el organismo funcione correctamente. Su objetivo principal es protegernos de factores externos, como bacterias, sustancias químicas y contaminación. También se encarga de regular la temperatura corporal y además contribuye a la producción de vitamina D, imprescindible para la formación de los huesos y dientes, entre otros.

La piel actúa como indicadora de nuestra salud física y mental. Con sus cambios y reacciones nos avisa de posibles enfermedades internas o externas.

Por todo ello es fundamental cuidar la piel para que pueda realizar sus funciones.

Los beneficios del deporte para la piel

Mejora el brillo y color de la piel

Al hacer deporte los vasos sanguíneos se dilatan, se estimula la circulación sanguínea y gracias a ello la piel recupera la luminosidad. Además, aumenta la producción de oxígeno, de modo que los nutrientes llegan mejor a la piel y al cabello.

Se eliminan impurezas

Al hacer deporte sudamos, y a través del sudor se elimina la suciedad e impurezas de la piel, abre los poros, con lo que facilita la eliminación de puntos negros.

Repara la piel y evita ojeras y bolsas

Practicar deporte ayuda a reducir el estrés, y nos permite descansar mejor. Y, como el sueño es reparador y tonificante para la piel, ésta se mantiene más joven, brillante y con menos ojeras.

Previene la aparición de varices

Al hacer ejercicio, se estimula la circulación sanguínea: aumenta la cantidad de sangre que el corazón expulsa y al dilatarse los vasos sanguíneos, facilita el retorno de la sangre desde las piernas.

Piel más firme y elástica

La pérdida de colágeno genera arrugas en la piel, flacidez y falta de brillo. La elastina hace que la piel se regenere y recupere el tono después de algún esfuerzo. Cuando practicamos ejercicio, el colágeno y la elastina se renuevan constantemente, por tanto, tendremos la piel más firme, elástica y más resistente a cambios tales como el estiramiento al subir de peso.

beneficios deporte piel

Cómo cuidar la piel antes y después de hacer deporte

La acción del viento, el frio o el sol en la piel de forma continuada pueden producir sequedad, envejecimiento prematuro o grietas en los labios. Además, puede dejar secuelas a largo plazo, como manchas o cáncer cutáneo.

Por ello, es necesario que, si practicas deportes al aire libre prestes mayor atención al cuidado de la piel. Debes practicar estos deportes con la piel limpia y utilizar la protección solar adecuada para que los filtros no pierdan su eficacia por el sudor.

Si no practicas deportes al aire libre, igualmente es fundamental hacer ejercicio con la piel limpia. Es importante quitarse el maquillaje en caso de llevarlo. El maquillaje junto con el sudor ensucia la piel, y puede producir alergias y la aparición de granitos. Si no llevamos maquillaje, debemos lavarnos la cara con agua tibia y jabón. Si no practicamos deporte con la piel limpia, al abrirse los poros pueden entrar las impurezas.

Buenos hábitos para practicar después de hacer deporte

Existen unos buenos hábitos que deberías practicar nada más terminar de hacer deporte para cuidar la piel y mantenerla hidratada:

  • Es importante ducharnos nada más terminar el ejercicio, ya que, a medida que pasa el tiempo, los poros se van cerrando y el sudor se seca, de modo que las impurezas ya no se pueden eliminar. 
  • Conviene quitarnos la ropa húmeda y ponernos algo seco y limpio. La humedad es perfecta para las bacterias.
  • Hidratar bien la piel. Puedes hacerlo en cualquier momento, pero tras la ducha es un momento perfecto porque la piel está limpia.

Otras buenas rutinas en general son:

  • Limpia la piel con productos adecuados que protejan su pH neutro.
  • Exfolia la piel.
  • Cuida tu alimentación.
  • Duerme: se recomienda dormir una media de 8 horas diarias. De lo contrario tu piel puede mostrar síntomas de cansancio.
  • Utiliza los productos para el pelo con moderación, ya que pueden contener aceites, que harán que aparezcan granos en la frente si entran en contacto con el sudor.
  • Bebe al menos dos litros de agua al día. Esto ayudará a mejorar la circulación sanguínea y la oxigenación.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡Haz clic para valorar este contenido!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *